martes, 15 de octubre de 2013

Comparación de herramientas TAO o CAT: software de traducción asistida

¿Eres traductor novel y no sabes por qué herramienta de traducción asistida decidirte? ¿Llevas tiempo trabajando con una herramienta TAO, pero estás hasta el gorro y deseas pasarte a otra? Con esta comparación de los cuatro principales programas de traducción asistida podrás elegir la herramienta que mejor se adapte a tus necesidades antes de invertir.
.
SDL Trados Studio
Precio: desde 850 €, licencia permanente
Sistema operativo: Windows

Pros:

  • La más usada por traductores y la más exigida por agencias de traducción. Sin Trados Studio, olvídate de muchos posibles proyectos.
  • Extremadamente potente, cientos de funciones y posibilidades para distintos tipos de usuario (traductor, revisor, agencia).
  • Gestor de bases de datos terminológicas Multiterm perfectamente integrado.
Contras:

  • No es, ni mucho menos, la herramienta más intuitiva. Hay que hacer casi un máster para dominar su uso. SDL imparte cursos de formación y de certificación, cómo no, de pago (unos 100 €).
  • Algunos aspectos del proceso de traducción son capaces de poner de los nervios al traductor más tranquilo.
  • Instalación lenta y tediosa, lo que es un problema si tienes que reinstalar el programa por algún motivo. También tarda una eternidad en arrancar.
  • No es poco habitual que se cuelgue, se cierre o dé problemas (el último, hace unas semanas, una incompatibilidad con el antivirus Avast que nos dejó a muchos traductores colgados sin poder trabajar durante varias horas).
  • Aunque pagas por una licencia permanente, salen nuevas versiones con bastante frecuencia (cada dos o tres años) a las que hay que pasarse (pagando por la licencia, por supuesto) si se quiere seguir disponiendo de servicio técnico.
Veredicto:
Solo apta para aquellos que estén dispuestos a pasarse una vida entera familiarizándose con los cientos de funciones tanto básicas como complejas. Por desgracia, es casi imprescindible en algunos sectores de la traducción. Os pongo un ejemplo: el 90 % de las veces que me han exigido una herramienta TAO para un proyecto determinado, ha sido Trados. Lo odiarás, pero no puedes vivir sin él.


Wordfast Pro
Precio: 400 €, licencia de 3 años
Sistema operativo: Windows, Mac y Linux

Pros:

  • Sencilla y básica. Perfecta para el que está empezando en el uso de herramientas TAO y no necesita nada más que un buen gestor de memorias de traducción.
  • Extremadamente intuitiva y fácil de usar.
  • Es de las pocas herramientas TAO compatibles con Mac y Linux. Prácticamente, la única opción profesional si no trabajas con Windows.
Contras:

  • Demasiado básica. Sus escasas funciones quedan en pañales con respecto a las demás herramientas TAO.
  • Aunque siempre ha sido la segunda herramienta TAO en importancia y uso, se está pasando de moda a gran velocidad. Cada vez menos agencias utilizan Wordfast como herramienta de referencia.
Veredicto:
Es tan intuitiva y tan fácil de usar que es estupenda para quienes no quieran complicarse la vida. Sin embargo, aunque es la herramienta más asequible, no es superior a ninguna de sus rivales en ningún aspecto: si buscas una herramienta de fácil uso pero completa, elige memoQ; si, por el contrario, deseas una que te abra las puertas de proyectos aunque sea más compleja, la mejor es Trados. No obstante, puede ser buena opción para traductores noveles o estudiantes que no necesiten potentes herramientas TAO y que anden justos de presupuesto. A calidad-precio no le gana nadie.


memoQ
Precio: 620 €, licencia permanente
Sistema operativo: Windows

Pros:

  • La herramienta «hipster» por excelencia: a pesar de no ser la más utilizada, cuenta con una legión de adeptos que crece a pasos agigantados. ¿La abandonarán cuando se vuelva «mainstream»?
  • Muy intuitivo, fácil de usar y rápido.
  • Instalación rápida y sencilla.
  • Bastantes funciones y posibilidades para el traductor: desde traducciones rápidas y básicas hasta opciones más complejas.
  • Excelente servicio de ayuda al usuario.
Contras:

  • Gestión terminológica bastante básica. No es la herramienta ideal para aquellos que deseen trabajar con bases terminológicas integradas.

Veredicto:
No hay quien gane a memoQ en facilidad de uso. Además, su creciente popularidad hace que cada vez más agencias la utilicen como herramienta TAO de referencia. En la opinión de muchos, es el programa de traducción asistida del futuro. ¿Será capaz de desbancar a Trados? No lo creo. Pero da gusto trabajar con memoQ si se tiene libertad de usar la herramienta TAO que se desee.


Omega T
Precio: totalmente gratuito
Sistema operativo: Windows, Mac y Linux

Pros:

  • Que es gratis. Aunque solo sea para probarlo.
  • Sencillo, rápido e intuitivo. Cuenta con todas las funciones básicas que puede necesitar un traductor principiante en su día a día.
  • Extremadamente fiable: ni se cuelga, ni se cierra, ni da problemas.
  • Compatible con Mac y Linux.

Contras:

  • Para ser gratuita está muy bien, pero sus funciones son claramente inferiores a las de otras herramientas TAO de pago.
  • Faltan muchas funciones casi imprescindibles para cualquier traductor acostumbrado a otras herramientas TAO. Es una buena herramienta para los que empiezan a familiarizarse con herramientas TAO, pero se queda corto para aquellos que dependan de ellas para ganarse la vida.
Veredicto:
Es una buena forma de familiarizarse con el trabajo con herramientas TAO y aprender a usarlas. También es una buena opción para aquellos traductores que se dediquen a ámbitos en los que no es necesario el uso de herramientas de traducción asistida y necesiten salir de un apuro de vez en cuando. No obstante, si se va a hacer uso habitual de memorias de traducción o si se va a traducir con archivos con formatos especiales, lo más recomendable es invertir en una herramienta de pago.

16 comentarios:

  1. Hola, Sara:

    Interesante entrada. De MemoQ destacaría que es una herramienta compatible con INDD, el formato nativo de InDesign con el que no son compatibles otras herramientas como Trados o Wordfast. MemoQ creó un portal nuevo, denominado "Language Server", al que se pueden subir los archivos INDD para convertirlos a XLIFF. Si no recuerdo mal, tienen un acuerdo con Adobe que les permite hacer esto, lo que les convierte en una herramienta ideal para traducir archivos de InDesign. Sorprendentemente, la versión 2014 de Trados no se ha puesto las pilas a este respecto.

    También destacaría otra herramienta gratuita más: Wordfast Anywhere (www.freetm.com). Recientemente he trabajado para alguna que otra agencia que utiliza esta herramienta. Lo cierto es que es muy sencilla de utilizar y muy práctica para determinadas cosas, aunque también algo limitada. Pero se puede hacer lo básico con ella y permite salir al paso a aquellos que no pueden permitirse pagar una licencia de Wordfast.

    Luego, también hay otras TAO como Transit o Déjà Vu, aunque tienen una parcela de mercado mucho mayor. Pero se utilizan y también hay que tenerlas en cuenta.

    Un saludo,

    Rafael López

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rafael:

      Muchas gracias por tu comentario. He comentado solo estas cuatro herramientas porque son con las que he trabajado y las que mejor conozco y no quería hablar de TAO que no conozco en profundidad. Sobre todo si no las he utilizado nunca ;-)

      En cuanto a Wordfast Anywhere, es cierto que es una herramienta útil para salir de un apuro, pero he querido centrarme sobre todo en herramientas más profesionales. Para programa gratuito ya existe OmegaT, que es mucho más completa (dentro de sus limitaciones) y con una interfaz menos irritante que Wordfast Anywhere.

      Tu apunte sobre memoQ es muy interesante. Yo suelo trabajar mucho con archivos InDesign pero, sorprendentemente, las agencias siempre me piden Trados Studio y no memoQ, aunque sea mejor para este tipo de formatos. Como digo, aunque haya herramientas mejores, Trados es la indiscutible dominadora entre las agencias de traducción.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Hello Sara,

    I am a regular user of MemoQ (with a full license) and OmegaT – I have even created an FB page about the latter to help beginners: https://www.facebook.com/OmegaTBrasil. From my experience with them, I have some information to add:

    * MemoQ is compatible with Trados packages (the only limitation are Trados server-based projects), and I know a number of translators that handle projects created in Trados using MemoQ;

    * OmegaT's latest version (3.0.5) has most of the functionalities other tools have (and it also accepts most file formats, even from other tools, such as Tag Editor and Wordfast) and there is a growing number of translators and agencies working with it. And on top of the advantage of being free, which as you aptly pointed out, makes it ideal for people starting out in CAT tools usage, it has a clean interface and quite a smooth learning curve; people can start translating almot immediately after installing it.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thank you very much for your comment, Sheila. Indeed, OmegaT is very useful for beginners that are starting out with CAT tools and it is extremely easy to learn - and they wont need any investment as well ;-)

      Eliminar
  3. Cuando trabajaba en plantilla lo tenía claro: entre las muchas herramientas que teníamos a nuestra disposición prefería MemoQ de calle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo trabajo más con Trados porque es el que más me piden y para algunos ámbitos (sobre todo jurídica) me ahorra tiempo tener todo en la misma memoria de traducción de Trados, para no tener que esta exportando e importando. Pero si sé que no voy a volver a utilizar esa memoria en ningún otro proyecto más, me voy directita a memoQ.

      Eliminar
  4. Hola, Sara: gracias por la entrada. Ya verás que los usuarios de OmegaT vamos a venir a darte la brasa. :)
    Creo que lo que comentas es muy atrevido porque no justificas eso de que "faltan muchas funciones". Has recopilado un compendio de estereotipos sin justificación alguna. Llevo muchos años utilizando OT y me gano la vida perfectamente. Que sea gratuito y abierto no significa que sea malo per se, creo que te equivocas y si hicieras un uso intensivo de OT te darías cuenta. Precisamente es una de las herramientas que mejor se adapta a todos los formatos, además de evolucionar en función de las necesidades de los usuarios, con comunicación directa con los desarrolladores, su función para glosarios es excelente, puedes trabajar en grupo con la misma MT, funciones para proteger las etiquetas y un largo etcétera. Te invito a que vuelvas a utilizarla y a tus clientes puedes decirles que les das la traducción y una MT en formato estándar .tmx. Cuando lo explicas, la gente es comprensiva. Eso de "uso X porque me lo piden en mi agencia" puede revertirse. Por desgracia, algunos, SDL mediante, han tratado y tratan de imponer su formato de MT, lo que perjudica enormemente nuestro trabajo. No se lo pongamos aún más fácil.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Sara. Es la primera vez que leo una de tus entradas; siempre tiene que haber una primera vez :-) Resulta que estoy devanándome los sesos para decidir cómo invertir mis ahorros en todo lo necesario para empezar a trabajar como autónomo después de haber trabajado dos años en plantilla. El Trados es un "must", no me cabía duda, pero me preguntaba si tal vez memoQ o Fluency me aportarían algo que no me aporte el indispensable Trados. ¿Tienes una opinión bien formada sobre Fluency? La tengas o no, esta entrada me ha venido la mar de bien. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola y bienvenido! Nunca he usado Fluency así que no te puedo comentar nada sobre esta herramienta porque mis conocimientos son de cero. Lo que sí te puedo recomendar es memoQ, como te lo recomendarían muchos otros traductores, cada vez más, que se están pasando a este programa, probablemente hartos de Trados. Algo que tiene memoQ y que no tiene Trados es que es extremadamente fácil de usar y muy intuitivo. Nada más instalarlo ya puedes empezar a traducir porque se tarda muy poquito en familiarizarse con su sistema (es igual que Wordfast a este respecto). Trados Studio es un horror para esto porque necesitas mucha formación para poder entenderlo y yo, más de un año después, aún sigo sin conocer muchas de las opciones que ofrece (por ejemplo, ¿alguien sabría decirme por qué aparecen y desaparecen botones de la barra de herramientas y cómo narices hago que vuelvan los que han desaparecido?). A veces es un programa desesperante. No obstante, si ya tienes formación en Trados Studio al haber trabajado en plantilla, en mi opinión es una inversión segura. Yo soy de las que piensan que primero hay que hacerse con Trados y luego, si eso, otra TAO más que sea más cómoda para trabajar. Desechando Trados estás tirando un montón de oportunidades de clientes que te lo van a exigir (y, al contrario de lo que dice el comentario anterior, no se van a tomar el tiempo de escucharte por qué deberían usar otros formatos: a los 2 minutos ya habrán encontrado 200 traductores más que pueden hacer el mismo trabajo y con Trados como ellos pedían). Yo ya me temo que no puedo ayudarte más y que ahora depende de ti elegir lo que más te conviene. Eso sí, si vas a elegir Trados, espérate ya a Studio 2014, que he oído cosas bastante buenas por ahí (en cuanto a que mejora bastante a Studio 2011).

      Eliminar
    2. Gracias de nuevo por la respuesta :-) El caso es que Trados es el sw que más he utilizado. No me considero un experto pero digamos que me manejo suficientemente bien para trabajar con él. Me planteo comprar otro sw por todo lo que me pueda aportar, sobre todo en lo que respecta a la rapidez de respuesta, los recursos del sistema y la facilidad en el manejo del sw en general. En resumen, mayor comodidad y eficiencia. Como dices que es muy fácil familiarizarse con memoQ, creo que utilizaré la licencia gratuita de prueba y posiblemente acabe comprando la licencia.

      Eliminar
  7. ¡Hola! Yo uso OmegaT profesionalmente y me va bastante bien. Lo único que quería decir es que a mí sí que me da problemas de vez en cuando, se me cuelga a menudo y tengo que volver a reiniciarlo. Al menos se carga muy rápido y siempre guarda las traducciones automáticamente, así que hasta ahora no ha habido ningún mal mayor.
    Saludos y gracias por tus entradas, son muy útiles para los novatos, entre los que me incluyo. :)

    ResponderEliminar
  8. Hola, buenas tardes. Acabo de descubrir este blog y me ha parecido que esta entrada es muy útil. En la especialización de herramientas comunicacionales y de informática que hice el año pasado en la PUC de Chile vimos también otra TAO excelente, se llama Wordbee. Es la combinación perfecta entre Trados y Wordfast. Soporta muchos tipos de archivos y también se puede hacer localización, pero es sumamente amigable y como está en la nube, no implica ningún problema para nuestros amados computadores/ordenadores.
    Un abrazo con cariño desde Chile.
    Isabelle

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Isabelle. Lo cierto es que no conocía esta herramienta que nombras, pero la buscaré para probarla :-)

      Eliminar
  9. Hola Sara, en primer lugar, muchas gracias por tus útiles comentarios.
    Quisiera pedirte consejo. En mi equipo de trabajo creamos hace unos meses un grupo de 5 traductores.Trabajamos en ocasiones con terminología científica muy específica que nos obliga a mantener un glosario compartido. Pero claro, el grupo de traducción ha evolucionado y el nivel de trabajo exige una herramienta que posibilite compartir estos recursos. Es decir, disponer de ese glosario compartido y de una herramienta que ofrezca a cada miembro del grupo la experiencia de traducciones anteriores.
    Contactamos con Trados pero el presupuesto para 5 licencias es extraterrestre.
    ¿Qué software me recomendarías para un grupo de traductores y que posibilitara el trabajo colaborativo?
    Tenemos servidores propios dónde podríamos implementar cualquier aplicación.
    Muchas gracias por tu consejo y ayuda.

    Alma

    ResponderEliminar